Compartimos esta interesante nota publicada en El Insignia, diario.

El Ministerio de Salud de la Nación va a llevar desde este miércoles un registro nacional de tumores familiares y hereditarios a través del nuevo Programa Nacional de Cáncer Familiar (Procafa), orientado a progresar los tratamientos de los conjuntos de alto peligro de cáncer en la Argentina.

El Procafa va a tener como funciones “desarrollar una red integral de atención con registro de tumores familiares y hereditarios a nivel nacional; formar profesionales y conjuntos multidisciplinarios en detección, manejo y asesoramiento de alto riesgo; fomentar análisis epidemiológicos y promover los estudios moleculares de los diferentes Síndromes de Cáncer Hereditario más frecuentes; y realizar guías y acuerdos unificados de detección y manejo de este género de enfermedad”, conforme señala la normativa publicada en el Folleto Oficial.

En la Resolución cuatrocientos cuatro-E/2017 se notifica que en el país entre un veinte a 30 por ciento de los casos nuevos de cáncer diagnosticados anualmente son enfermedades “familiares”, denominación que alcanza a los que ocurren en familias con mayor predisposición que la población general.

También, entre un 5 a 10 por ciento “de todos y cada uno de los casos de cáncer corresponden a algún Síndrome de Cáncer Hereditario, donde hay mutaciones heredables implicadas y los peligros de desarrollar la enfermedad son elevados”, conforme especifica.

El Procafa va a estar bajo la órbita del Instituto Nacional del Cáncer, al tiempo que las autoridades sanitarias de las provincias y de la Urbe de la ciudad de Buenos Aires son convidadas a adherir al programa para acoplarse al tratamiento de las enfermedades tumorales.